“7 aplicaciones de la Musicoterapia que seguro que no conocías

“La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía.” Ludwing Van Beethoven

La música es la esencia del ser humano, lo ha acompañado desde sus orígenes y forma parte de su identidad. El ser humano tiene musicalidad innata. La música es el arte presente en la cultura de casi todas las sociedades humanas, razón por la cual es considerada como el verdadero lenguaje universal.

Generalmente, se define música como el arte o disciplina que combina melodía, armonía, ritmo y silencios para crear una secuencia de sonidos que pueden resultar o no agradables al oído. Sin embargo, esta definición podría no ser suficiente ya que estudios han demostrado que la música tiene propiedades que van más allá de la estética del arte.

Las principales aplicaciones de la Musicoterapia son:

  • Recuperar el habla después de un daño cerebral
  • Disminuir los efectos de la demencia en ancianos
  • Reducir los episodios de asma en niños y adultos al disminuir la ansiedad
  • Reducir el dolor y la ansiedad en pacientes hospitalizados
  • Mejorar las habilidades de comunicación en niños con Autismo
  • Mejorar la función motora en personas con Parkinson
  • Mejorar la memoria en pacientes con Alzheimer

Activador del cerebro

Escuchar música, tocarla , leerla y crearla involucra prácticamente el uso de todas las áreas del cerebro. La música ha sido estudiada como una actividad relacionada con el lado derecho del cerebro, por su relación con la creatividad. Sin embargo, investigaciones con imágenes cerebrales muestran que la música involucra ambos hemisferios, aunque la mayor parte de la actividad sucede en el lado derecho del cerebro. Cuando se escucha música, se activan los centros de memoria cerebrales, como el hipocampo y las partes bajas del lóbulo frontal. Al tocar música se involucra también al cerebelo. La lectura musical activa la corteza visual, y escuchar o recordar letras de canciones activa los centros del lenguaje en los lóbulos frontal y temporal. Al tocar un instrumento musical se activa el lóbulo frontal, la corteza sensorial y la corteza motora, ya que esta actividad requiere coordinación y control motor, tacto somatosensorial e información auditiva.

La lectura musical activa la corteza visual, y escuchar o recordar letras de canciones activa los centros del lenguaje en los lóbulos frontal y temporal

La neuroplasticidad es una característica especial del cerebro, pues es la capacidad de modificarse para formar nuevas conexiones nerviosas en respuesta a información nueva, estimulación sensorial, desarrollo, disfunción o daño. Debido esta neuroplasticidad, la música puede influir en la capacidad de aprendizaje incrementando el tamaño de la corteza auditiva y motora.

Una licenciatura en boga

La Asociación Americana de Musicoterapia (AMTA) ha definido a la musicoterapia como “el uso clínico y basado en evidencia de la música y sus elementos mediante intervenciones musicales para alcanzar objetivos individualizados dentro de una relación terapéutica por un profesional acreditado que ha completado un programa aprobado de musicoterapia.”

Es importante destacar que un musicoterapeuta profesional debe obtener un título de licenciatura en musicoterapia en uno de los más de 70 programas universitarios aprobados por la American Music Therapy Association (AMTA). El currículo de la licenciatura consta de tres áreas principales: fundamentos musicales, fundamentos clínicos y fundamentos de musicoterapia. Además del curso académico, la licenciatura requiere 1.200 horas de entrenamiento clínico, incluyendo una pasantía supervisada. Los títulos de posgrado en Musicoterapia se centran en la práctica clínica avanzada y la investigación. Los musicoterapeutas evalúan el bienestar emocional, la salud física, el funcionamiento psicosocial, las habilidades de comunicación y el estado cognitivo de las personas a través de respuestas individuales a la música. Además diseñan sesiones de musicoterapia, ya sean individuales o grupales, basándose  en las necesidades individuales, utilizando la improvisación musical, la composición de canciones, la discusión lírica, la asociación de música e imágenes, la escucha de música de manera receptiva, la interpretación musical tanto vocal como de instrumentos y el aprendizaje a través de la música. La música tiene la capacidad de estimular varios centros cerebrales en ambos hemisferios, especialmente cuando el paciente interpreta un instrumento o canta. No es necesario tener conocimientos previos en música para poder beneficiarse de la musicoterapia, ya que su objetivo no es la enseñanza musical como tal sino la rehabilitación física y emocional  a través de la música. Es así como los musicoterapeutas participan en la planificación multidisciplinaria del tratamiento, evaluación continua y seguimiento de cada paciente. Los musicoterapeutas trabajan en hospitales psiquiátricos, centros de rehabilitación, hospitales, centros de atención diurna, centros comunitarios de salud mental, programas de drogas y alcohol, asilos, y escuelas

¿Quiénes se benefician de la Musicoterapia?

Pues lactantes, niños, adolescentes, adultos y ancianos con distintas necesidades en salud mental, alteraciones en el desarrollo y el aprendizaje, personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias, problemas de abuso de sustancias, lesiones cerebrales, discapacidades físicas y dolor.

Su historia

La música se ha utilizado como terapia para la sanación física y espiritual desde tiempos ancestrales. Sin embargo, la Musicoterapia empezó a desarrollarse formalmente como una profesión después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se observó que la música podía facilitar la rehabilitación física y la recuperación del trauma emocional en los veteranos de la guerra. Aunque los primeros musicoterapeutas eran a menudo músicos voluntarios, profesores de música o médicos músicos, se hizo evidente que se necesitaba educación y capacitación específica en el tema. Debido a dichos antecedentes, se desarrollaron programas académicos de musicoterapia a mediados de los años cuarenta. La primera organización profesional de Musicoterapia fue la National Association for Music Therapy (NAMT) la cual se formó en 1950. La segunda organización profesional fue la American Association for Music Therapy (AAMT) la cual se formó en 1971. La NAMT y AAMT se fusionaron en 1998 para  formar la American Music Therapy Association (AMTA), la cual establece las normas para la educación y la formación clínica en los programas de Musicoterapia acreditados en más de 70 universidades en Estados Unidos y Canadá. A partir de entonces se han realizado numerosos estudios científicos evaluando la eficacia de la Musicoterapia en distintas áreas de la salud.

La Musicoterapia empezó a desarrollarse formalmente como una profesión después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se observó que la música podía facilitar la rehabilitación física y la recuperación del trauma emocional en los veteranos de la guerra.

Aplicaciones de la especialidad

La Musicoterapia es ampliamente utilizada para el tratamiento y asistencia en diversas enfermedades, sin embargo la mayoría de estudios clínicos se han llevado a cabo en el campo neurológico. Se ha demostrado claramente los efectos positivos de la Musicoterapia sobre los parámetros motores en los individuos afectados por la enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer, esclerosis múltiple, ataxia o espasticidad. En pacientes con enfermedad de Parkinson y daño cerebral es capaz de mejorar la marcha. También es capaz de mejorar el estado mental y funcionamiento social en una amplia gama de trastornos psiquiátricos tales como depresión, autismo, ansiedad, esquizofrenia, y demencia.

También ha sido recomendada en pacientes hospitalizados, ya que presentan niveles altos de ansiedad y esta a su vez potencia la severidad del dolor. Para reducir estos síntomas los médicos suelen administrar sedantes, sin embargo altas dosis de estos medicamentos tienen efectos adversos que pueden prolongar la hospitalización.

Se ha demostrado claramente los efectos positivos de la Musicoterapia sobre los parámetros motores en los individuos afectados por la enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer, esclerosis múltiple, ataxia o espasticidad.

Debido a esto, la Musicoterapia  ha ganado un creciente interés como terapia complementaria no farmacológica para aliviar el dolor, reducir la ansiedad y disminuir  la necesidad de altas dosis de drogas sedantes y analgésicas, especialmente en pacientes hospitalizados tras una cirugía y en UCI. También se ha demostrado que la Musicoterapia tiene utilidad en pacientes con cáncer ya que reduce la ansiedad, aumenta la relajación y disminuye los trastornos relacionados al tratamiento oncológico como las náuseas y el vómito. En los niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA), la Musicoterapia ayuda a mejorar sus capacidades en áreas importantes como la interacción social y la comunicación. También contribuye a mejorar las habilidades de adaptación social y la calidad de las relaciones entre padres e hijos.

En personas con esquizofrenia la Musicoterapia ayuda a mejorar el estado mental y el funcionamiento general. La actividad musical disminuye los síntomas negativos residuales de la esquizofrenia, mejora el contacto interpersonal, reduce el aislamiento social e incrementa el interés del paciente por los eventos externos. Estos efectos positivos de la Musicoterapia pueden incrementar las habilidades del paciente para adaptarse a su entorno social después del alta hospitalario. Además ha demostrado ser efectiva en la supresión de los síntomas psicóticos.

En personas con enfermedad de Alzheimer, la Musicoterapia contribuye a la recuperación de la memoria al evocar recuerdos, estimula la conciencia de sí mismos y de su entorno, reduce el estrés y la ansiedad

En adolescentes con depresión la Musicoterapia disminuye significativamente los niveles de cortisol, los cuales se elevan durante el estrés. En adolescentes con trastornos emocionales, del aprendizaje y del comportamiento la Musicoterapia grupal facilita la expresión individual y brinda un canal para transformar la frustración, la ira y la agresión en creatividad y dominio personal.

En personas con enfermedad de Alzheimer, la Musicoterapia contribuye a la recuperación de la memoria al evocar recuerdos, estimula la conciencia de sí mismos y de su entorno, reduce el estrés y la ansiedad, brinda una alternativa para el manejo no farmacológico del dolor, promueve el movimiento rítmico del cuerpo y la fluidez vocal,  y mejora la interacción social del paciente con su familia y cuidadores cuando comparten experiencias musicales creativas. En adultos mayores con deterioro de la marcha, el empleo de Musicoterapia por seis meses es capaz de mejorar la marcha y el equilibrio, además de reducir el riesgo de caídas. Se ha observado que las personas en estadíos finales de demencia interactúan y responden a la música.

Autora: María Paz Lasso, AEMPPI-Ecuador

 

Referencias:

– Mofredj, A., Alaya, S., Tassaioust, K., Bahloul, H., & Mrabet, A. (2016). Music therapy, a review of the potential therapeutic benefits for the critically ill. Journal of Critical Care,35, 195-199. doi:10.1016/j.jcrc.2016.05.021

– Geretsegger, M., Mössler, K. A., Bieleninik, Ł, Chen, X., Heldal, T. O., & Gold, C. (2017). Music therapy for people with schizophrenia and schizophrenia-like disorders. Cochrane Database of Systematic Reviews. doi:10.1002/14651858.cd004025.pub4

– Geretsegger, M., Elefant, C., Mössler, K. A., & Gold, C. (2014). Music therapy for people with autism spectrum disorder. Cochrane Database of Systematic Reviews. doi:10.1002/14651858.cd004381.pub3

– American Music Therapy Association. (n.d.). Retrieved June 20, 2017, from https://www.musictherapy.org/research/factsheets/.”1

1. MASDEU, Brufal Josep. 19 de julio de 2017. 7 aplicaciones de la Musicoterapia que seguro que no conocías. El Sevier. https://www.elsevier.es/corp/generacionelsevier/7-aplicaciones-la-musicoterapia-seguro-no-conocias/

¿Te gustaría recibir más artículos como éste? ¡Suscríbete a nuestro boletín!

Enviaremos nuevos contenidos directamente a tu bandeja de entrada.

Otras publicaciones

Scroll Up